Hip, hip; un blog que apuesta por el diseño gráfico

Como decíamos ayer (en nuestro caso han sido solo siete días, no los 5 años de Fray Luis), los estudios de diseño, y sobre todo aquellos que usan el diseño como una herramienta para mejorar el mundo en el que viven, son más necesarios que nunca.

El diseño gráfico posee funciones que lo hacen indispensable en este mundo social y aparentemente ordenado en el que nos ha tocado vivir.

Diariamente se disputa una batalla por nuestra atención desde las góndolas de los supermercados o desde las pantallas de nuestros dispositivos electrónicos.

Sí, el diseño gráfico es una poderosa herramienta de comunicación social. Si esta reflexión es cierta (y nosotros no mentimos casi nunca), ¿no sería fantástico tener algunos conocimientos sobre el tema? No hablamos de conocimientos extensos; es evidente que no podemos saber sobre todas las materias a las que nos enfrentamos en nuestro día a día, pero sí es posible tener unas leves nociones de lo que el diseño gráfico puede hacer por mejorar nuestras vidas. Descubrir qué es, cómo funciona y cuáles son los mecanismos que lo rigen.

Se sigue viendo el diseño gráfico como algo accesorio, de poca utilidad y que surge por generación espontánea. El caso es que la convivencia de piezas de diseño mal realizadas con otras que cumplen su función a la perfección y la falta de herramientas adecuadas para detectar y discriminar entre ambas circunstancias producen una confusión que conduce al desprestigio del sector, y no creo que sea necesario decir que esto es algo que entristece nuestros frágiles corazones de diseñador.

Pero, ¿en serio necesita el mundo un nuevo blog de diseño?

(Sí, la pregunta es básicamente la misma que lanzamos en la entrada anterior)

La respuesta corta es sí. La respuesta larga es que, si todo lo de antes es cierto (y ya sabéis cómo nos la gastamos con la verdad), es necesario que todos los profesionales del diseño gráfico hagamos un esfuerzo extra para lograr que este pase a ocupar el lugar que le corresponde, para huir de la desprofesionalización que está desacreditando y destruyendo el sector.

Para ello tal vez necesitemos repetir las cosas una y otra vez, con diferentes voces, en diferentes lenguas y con los diversos puntos de vista que da la pluralidad cultural que se ha configurado como una realidad innegable y rica. Repetir conceptos o explicarlos de manera sencilla y cercana. Insistir, insistir e insistir. Es nuestra la responsabilidad (es posible que no solo nuestra, pero eso es algo que escapa a la intención de esta reflexión) de lograr que el panorama cambie.

Desde Hurra!, y a través de Hip, hip, blog queremos aportar una gota de tinta (o un pequeño pixel si se prefiere) a la causa, así que realizaremos monográficos periódicos tratando los temas fundamentales del diseño de forma escueta, concisa y sencilla.

En definitiva, tantas palabras para decir que queremos acercaros el diseño para que lo améis como lo amamos nosotros.